lunes, febrero 26, 2024

Adiós a la Copa

Colombia no pierde la sede de la Copa América únicamente por el COVID-19 como se ha querido argumentar desde el gobierno nacional. El país, deja de recibir el torneo más antiguo del mundo por el enorme estallido social que protagoniza desde hace varias semanas, con muertos a bordo, escándalos, bloqueos, desabastecimientos y una inconformidad general que se ha manifestado en la máxima expresión histórica para esta nación.
La administración Duque había apostado mucho por ser sede del evento de selecciones, hizo lo necesario para ello, pero no tenía sentido ni justificación alguna hacerlo en este momento, sin turistas, público en los estadios, ni garantía alguna de desarrollo normal.
La decisión de Conmebol al no conceder una aplazamiento como solicitó el ministro Lucena es lo más sensato que se pudo haber definido. Mantener al país como anfitrión de la Copa, habría sido una escándalo global y una bomba de tiempo que corría un alto riesgo de estallar con consecuencias casi catastróficas.
Amamos el deporte, aplaudimos todos los eventos que derivan elementos positivos, pero hoy, Colombia no tenía como ofrecer garantías mínimas a ninguno de los participantes. El país se acaba de ahorrar un dolor de cabeza y de paso, una vergüenza mundial.
Lo venimos diciendo desde hace varios días, la pelota puede esperar. Primero lo primero.
ARTÍCULOS RELACIONADOS

Populares